La ética puede interpretarse como subjetiva, porque es una disciplina de lo que uno cree que es moralmente bueno y malo. No se puede decir que cada uno de nosotros en El Signpost cree que las mismas cosas son virtuosas o malas; el código de ética de cada persona varía. Sin embargo, hay un tema principal que se entiende generalmente en el entorno profesional, jugamos por las reglas que rigen nuestra conducta.

fuente: clipart
fuente: clipart

A lo largo de nuestra reciente cobertura de las elecciones ejecutivas de la semana pasada, se hizo evidente que el conocimiento de todas las reglas– y seguirlas — fue un segundo pensamiento en las campañas de muchos candidatos. Desde la preparación temprana y la distribución injusta de materiales hasta los candidatos que ganaron que no eran elegibles para postularse para un puesto ejecutivo, quejas, violaciónes y apelaciones plagaron las campañas ,no sólo de los involucrados en mala conducta sino también cubrieron a los que realizaron una campaña limpia.

Algunos de nosotros aquí en el Signpost trabajamos diligentemente para abogar por los demás en el campus y prestar atención a las elecciones y votar en ellas. El gobierno estudiantil juega un papel complejo en la universidad, y ellos son la voz de todos y cada uno de nosotros hacia los superiores que hacen las normas que debemos seguir como estudiantes universitarios. Por lo tanto, nos abrió los ojos cuando violacion tras violacion fue anunciada, pero nos abrió aún más los ojos cuando nos dimos cuenta que  la mayoría de las violaciones estaban siendo arregladas con un manotazo en la muñeca con la excusa de que los candidatos no comprendían el material del paquete de la campaña y en el sitio web de  WSU.

Encontramos que esta excusa es problemática, porque todos sabemos lo importante que es estar bien informado y entender el código de estudiante de WSU. No hay un profesor, consejero o decano que vaya a decir: “Ah, ya veo cómo el material es confuso. No se preocupe, simplemente no lo haga de nuevo.” Eso simplemente no va con las normas que rigen la universidad.

Así que la pregunta es la siguiente: ¿Por qué fue esta la forma en que el comité electoral WSUSA, Corte Suprema y asesores decidió llevar a cabo las violaciones? En un plazo de dos días, las sanciones para algunos pasaron de la nada a tener votos significativamente revocados. Un 80% de esos votos fueron ratificados lo que termino en un mal conteo de votos.

Ese es una gran dilema por donde se vea. Por eso es que hay tanta confusión. Parece que nadie en WSUSA conoce todas las reglas o jugar por las reglas. No sabemos lo que todos los demás piensen, pero para el staff de el Signpost, esto crea una gran desconfianza en el gobierno estudiantil que se supone debe estar trabajando en nuestro nombre, defendiendo nuestros intereses.

WSU tiene más de 27,000 estudiantes matriculados, que son (lo crea o no) afectados por las decisiones y propuestas hechas por el gobierno estudiantil. El hecho de que sólo 1,777 estudiantes votaron en primer lugar se presta a la sospecha de que los estudiantes que votaron son o van a empezar a desconfiar del proceso de WSUSA y optar por no participar en futuras elecciones o que los estudiantes aceptaran tal comportamiento y empezar a asumir que es aceptable porque no hay repercusiones para los que no siguen las reglas.

Participar en una organización que se estructura en torno a la ética y un nivel de honestidad es importante para El Signpost. Al principio de cada semestre, la Sociedad de Periodistas Profesionales ‘el código de ética se inculca en cada estudiante que busca participar en la responsabilidad de informar a la audiencia de la Universidad Estatal de Weber. Como estudiantes, debemos recordarnos continuamente de cómo la cobertura que ofrecemos afectará a los demás, y lo hacemos constantemente conociendo el código y las reglas del juego, que es lo que esperamos de todas las demás organizaciones y personas en el campus.

Translated by Ana Reyes.

To read this article in English click here.

Share: twitterFacebookgoogle_plus