Graphic by Michelle Nelson
Graphic by Michelle Nelson

El constante desfile de tormentas del mayo pasado fueron una bienvenida y un evento climático necesario. Sin embargo, el panorama general del agua en Utah permanece seco y complicado.

Mayo fue húmedo y fresco y añadió reservas muy necesarias para el suministro de agua de la superficie del norte de Utah. Si bien, estas reservas son una buena noticia para el corto plazo, es posible que no equivalen a la mayor cantidad de ayuda en el largo plazo.

Aunque, en promedio, se elevaron en promedio un 20% el nivel de los ríos y arroyos todavía se considera más seco de lo normal, y unos pocos, incluyendo el río Weber, está por debajo del 50 % de los niveles normales. La humedad de  mayo construye reservas de agua superficiales, pero esos son sólo un factor en el estado del agua en general del norte de Utah.

Mayo trajo un promedio de 6.5 pulgadas de lluvia en todo el estado. La humedad fue entre un 2-3oo % de los niveles normales y tan alto como un 400 %, que tuvo un gran impacto. El invierno fue mucho más cálido y mucho más seco de lo normal, y a largo plazo, el efecto, aunque importante, fue pequeño.

Tage I. Flint de la Conservación del Agua del Distrito de la Cuenca de Weber dijo que los acuíferos estaran reaccionando a varios años de sequía en los próximos años. “Esperamos que sean de tendencia a la baja desde hace algún tiempo. No hemos llegado a un problema crítico en nuestra área” , dijo Flint.

Según el Dr. Randall Julander en el Servicio de Conservación de Recursos Naturales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, se puede pensar en nuestro suministro de agua como si fuera una cuenta de ahorros en un banco.

La humedad de mayo fue como recibir un cheque regalo inesperado. “Nos ayudará a pagar las facturas de junio y julio, pero vienen agosto … es hora de volver al banco”, dijo Julander .

El norte de Utah está experimentando actualmente un período seco, pero no necesariamente una sequía. En términos de paleohidrología, una sequía en Utah es un acontecimiento que puede durar décadas o incluso un siglo.

Gráfico proporcionado por el Dr. Randall Julander del Servicio de Conservación de Recursos Naturales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos .
Gráfico proporcionado por el Dr. Randall Julander del Servicio de Conservación de Recursos Naturales del Departamento de Agricultura de Estados Unidos .

Utah ha experimentado quizá diez de estas mega sequías, de acuerdo con los datos obtenidos de los estudios de anillos de árboles y otras fuentes. De hecho, Utah ha estado en un período particularmente húmedo desde la expansión hacia el oeste .

“En el registro paleo, Utah tuvo sequías que eran mucho más intensas en magnitud y de 30 hasta 80 años en duración”, dijo Julander. ” Si usted puede encender el grifo y el agua sale, ¿significa que hay una sequía? En realidad no”.

Los ciclos climáticos del agua de Utah son de alrededor de doce años, donde seis son húmedos y seis están secos. Actualmente, se está llegando al final de un período de sequía de seis años.

“Los últimos 100 años, en general, han sido mucho más húmedo que los 800 años anteriores. Pero dentro de ese período más húmedo hay ciclos de clima húmedo y seco”. El Dr. Robert R. Gillies, Director del Centro del Clima de la Universidad del Estado de Utah,( USU) y el Estado climatólogo del Estado de Utah, dijo .

El agua subterránea se recarga principalmente por la acumulación de nieve, y en los últimos inviernos y primaveras, la acumulacion de nieve no ha sido buena, por lo que todavía hay que preocuparse.

Un par de satélites conocidos como la Recuperación de Gravedad y Experimento Climático, o GRACIA, utilizan un láser para medir la gravedad en el suelo. Así como los cambios de los niveles de  agua subterránea, también lo hace la gravedad de ese lugar. Estos satélites han demostrado que los acuíferos de Utah están muy por debajo de lo normal.

Durante los últimos 50 año , las primaveras de Utah han sido  más húmedas, en promedio, y el clima se está calentando. El clima es muy complicado, y las relaciones específicas de causa y efecto son difíciles de precisar. No parece estar relacionado con las emisiones de carbono, lo que sugiere que podría ser un efecto del calentamiento global.

“¿Cómo  afectará el ciclo climático? es una pregunta difícil”, dijo Gillies.

Una cosa en la que  todos los expertos en agua estan de acuerdo es en la necesidad de conservarla y no sólo a corto plazo. La conservación del agua en Utah debe ser un imperativo social y cultural si queremos mantener esos grifos con agua fluyendo.

Los efectos en la agricultura solos son inmediatos y requieren a las comunidades para conservar lo más posible.

“Culturalmente, siempre es mejor conservar. Todos pueden hacer una diferencia en la conservación del agua” , dijo Julander.

Después de todo, es importante tener un poco de dinero en el banco para un día lluvioso.

Translated by Ingrid Maldonado

To read this article in English click here.

Share: twitterFacebookgoogle_plus