(Ilustración/Tribune News Service)
(Ilustración/Tribune News Service)

Los estudiantes nunca saben el estilo de enseñanza de un profesor el primer día de clase. Para muchos estudiantes, una gran pregunta en una nueva aula de clases es si van a poder utilizar las laptops o los celulares.

Algunos profesores prohíben la tecnología por completo, y dicen que no es más que una distracción. Sin embargo, otros profesores creen que la tecnología tiene un papel vital en el proceso de aprendizaje. Los profesores de la Universidad Estatal de Weber difieren en opinión sobre el asunto.

“No tengo ninguna regla sobre esto”, dijo Robert Fudge, profesor de asociado y coordinador del programa de filosofía.

Nuevos edificios en el campus de WSU hacen la tecnología disponible en muchas formas. Por ejemplo, el edificio de ciencias sociales (Social Science building) será sometido a una amplia renovación dentro de los próximos años. El plan principal de este proyecto es llevar las innovaciones tecnológicas que están presentes en los edificios más modernos en el campus y ponerlas en el edificio de ciencias sociales.

Algunos profesores no quieren desalentar la tecnología hasta el punto en que los estudiantes no puedan utilizar sus celulares para ayudarles con las clases. Hacen todo lo posible para poder tener la tecnología en parte de la clase.

“No tengo ninguna regla y el uso de laptops y/o celulares en mi clase, lo que significa que pido a los estudiantes que respondan a las encuestas y preguntas utilizando esos dispositivos”, dijo Dr. Leah Murray, profesora de ciencia y  filosofía política. “Además, me encanta cuando digo ‘No estoy seguro de la respuesta’ y algunos estudiantes buscan por google la respuesta y la comparten con la clase”.

De vez en cuando, un profesor es consciente del valor de la tecnología. Desempeña un papel significativo en su vida como en la vida de sus alumnos.

“No tengo ningún problema con los estudiantes cuando usan una laptop o tabletas en el aula”, dijo Lauren Fowler, profesora de Neurociencia. “Me gusta tomar notas en la mía también”.

Algunos profesores  separan a  los estudiantes que utilizan la tecnología de la otra parte de la clase. Ellos no quieren eliminar por completo la tecnología pero tampoco no quieren que el uso de la tecnología distraiga a los otros miembros de la clase. Se dice que estas reglas buscan un equilibrio entre la proscripción de la tecnología en conjunto y por lo que es una parte regular de las clases.

“Permito el uso de laptops, pero los estudiantes deben sentarse en la parte de atrás de la clase, a fin de no distraer a otros estudiantes, y si el clic del teclado es demasiado ruidoso, se les pide apagarlo”, dijo Bruce Bayley, director de graduados y profesor en el departamento de justicia penal. “Las tabletas y los celulares están bien, a menos que sean mensajes de texto durante la clase, llamadas u otras distracciones”.

La educación, como la tecnología, está en un estado de constante evolución. La última decisión en cuanto a la tecnología en el salón de clases será determinado por el instructor y si es una ayuda o un obstáculo.

Nunca se  sabe el estilo de la enseñanza del profesor.

traducido por Taran Wheeler

Share: twitterFacebookgoogle_plus