(Ilustración/Tribune News Service)
(Ilustración/Tribune News Service)

Aunque las redes sociales se han convertido en una opción para la mayoría de la gente para comunicarse con los amigos, familiares y socios comerciales, nunca debe ser un reemplazo viable para las interacciones de cara a cara.

Los dispositivos móviles han hecho mucho más fácil que las personas estén conectadas al internet y también hablar unos con otros. Aparte de las contribuciones que pueden hacer las redes sociales, la gente tiene la oportunidad de llamar a los demás por teléfono o enviar mensajes de texto.

La cantidad de información que se envía a través de estos medios es asombrosa. A pesar de la facilidad de las redes sociales, hay algo diferente acerca de tener una conversación con alguien que usted conoce y que está sentado frente a usted.

A medida que la cantidad de personas que te siguen en las redes sociales aumenta, usted encontrará que estas relaciones son cada vez más vacías. Nadie puede dar a miles de personas el tiempo personal que necesitan. Al final tenemos una lista de personas con quienes nunca hablamos.

Cualquier persona que tenga un perfil en las redes sociales está en el juego de tener más personas que le sigan. Este hecho convierte lo que podría ser un acuerdo productivo en una profecía de auto-derrota. Esperamos que el número de seguidores que tenemos puede darnos algún significado.

Lo mismo ocurre con las personas que sólo añaden a las personas que han interactuado en su vida profesional o personal. Este enfoque es comprensible, no se mira amablemente por personas que piensan que los demás deben crecer su presencia en los medios sociales sin restricciones.

La tarea de organizar uno de los perfiles de las redes sociales  crea una cantidad de estrés que no necesita estar allí. Mantener esta fachada se convierte una tarea con más problemas de lo que valen.

Si quieres ser feliz con lo que estás haciendo en línea, usted necesita entender de lo que se trata todo esto. Evite entrar en las redes sociales, sin ninguna idea preconcebida acerca de cómo sucederán las cosas. Es necesario añadir a la gente que conoces y luego hacer un punto para interactuar con ellos frecuentemente. Eso es todo lo que necesita hacer. No se preocupe más de lo que dice la gente y si debe agregar personas nuevas o rechazarlas. Mire todo lo casual y pare antes de poner demasiado pensamiento en él.

Ciertas personas en su vida tienen que ser puestos en una categoría separada de cualquier otra persona. Las personas que usted pone en esta categoría se deben dejar fuera de las redes sociales por completo. Usted puede contar con ellos en sus amigos o listas de seguidores, pero no debe dejarlos allí. Es necesario que sean una prioridad. Reúnase con ellos a menudo. Recuérdeles acerca de lo importante que son para usted. Nunca juzgue el valor de su presencia en la vida de ellos sobre la base de lo que sucede en las redes sociales. Una relación verdadera y personal no necesita métricas artificiales para sostenerse.

Un mundo sin redes sociales es uno donde la gente puede permitirse estar en el momento y disfrutar de lo que pasa a su alrededor. La presencia constante de los dispositivos móviles hace que todos nosotros nos convirtamos en biógrafos constantes, siempre grabando y nunca procesando.

Sentimos que tenemos que seguir perpetuando este comportamiento para alimentar a una demanda puesta sobre nosotros desde nuestros seguidores. Al final, resulta que sólo hacemos esto para llamar la atención de nuevo en nosotros mismos y obtener algún tipo de refuerzo para las cosas que hacemos en nuestras vidas. Las personas que publican la mayoría de los contenidos terminan siendo el menos popular en estas plataformas.

Aunque la tecnología ha hecho que la comunicación con nuestros semejantes sea más fácil y al mismo tiempo, más difícil. Estamos en condiciones de llegar a un público mucho más amplio de lo que hubiéramos podido antes. Esta capacidad viene con su parte justa de la responsabilidad que pocos de nosotros cumplimos.

Tenemos que llevarlo de vuelta a lo básico y recordar cómo nos relacionamos con los demás antes de las redes sociales. El desarrollo de este sentido de conciencia de sí mismo eliminaría algunas de las tendencias destructivas que están apareciendo en las redes sociales. Todos nos beneficiariamos  al evaluar nuestros hábitos en las redes sociales.

 

Traducido por Taran Wheeler

Share: twitterFacebookgoogle_plus