Los estudiantes no tradicionales entran en la universidad con una gran ventaja: Ellos saben cómo funcionar. Vienen a clase con un enfoque, ya que tienen experiencia de trabajo en el mundo real.(Fuente / Tribune News Service)
Los estudiantes no tradicionales entran en la universidad con una gran ventaja: Ellos saben cómo funciona. Vienen a clase con un enfoque, ya que tienen experiencia de trabajo en el mundo real.(Fuente / Tribune News Service)

Matemáticas

¿Ya tiene miedo?

Para muchos estudiantes de matemáticas de la universidad es una perspectiva desalentadora, pero para algunos estudiantes no tradicionales, se puede sentir como un factor grande. Como estudiante no tradicional que tiene que hacer alargue tanto tiempo y esfuerzo, y sus decisiones no se basan sólo en sus cursos, pero en el empleo y también la familia. Se puede sentir abrumado.

“Una buena relación de arranque sería: por cada hora pasada en clase, a dos horas dedicado a la tarea”, dijo Kathryn Van Wagoner, jefe del programa de matemáticas del desarrollo en Weber State. Una clase de tres horas a la semana resuelve nueve horas en total dedicadas a las matemáticas, por lo que es de seis horas en su propio tiempo.

El concurso añade estrés. Las matemáticas no son faciles para la mayoría de la gente, y sabiendo que tiene que hacerlo dentro de las pocas horas que tiene a sí mismo puede enviarle a un estado negativo.

Lo que puede desviar más a menudo un estudiante “no tradicional” está fuera del aula. La familia y el trabajo no desaparecen sólo porque usted decidió ir a la universidad. Dar prioridad al tiempo y mantener una actitud positiva y enfocada puede ser un reto para cualquier persona y mucho más para un padre que trabaja.

Sin embargo, hay buenas noticias. Los estudiantes no tradicionales entran en la universidad con una gran ventaja: Ellos saben cómo funciona. Vienen a clase enfocados, ya que tienen experiencia de trabajo en el mundo real.

A continuación se presentan algunos consejos para mantener el ritmo fuera de clase:

1 –Actitud

“Puedes hacer matemáticas en la universidad”, cliché como suena, usted debe decirlo a sí mismo. “Es la única vez que está bien mentirse a sí mismo”, dijo Van Wagoner. “Dígase a sí mismo que puede hacerlo, incluso si usted no lo cree”. Finja hasta que lo consiga. Si funciona.

2Acábelo

Un gran error que muchos cometen es posponer las matemáticas del desarrollo hasta el final de sus cursos  generales. Es mucho mejor comenzar con las matemáticas, y no tomar semestres sin completarlo. “Hay demasiadas personas que (están casi listos) para graduarse y todavía no han terminado sus matemáticas “, dijo Van Wagoner.

3Mantenga el equilibrio de la carga de trabajo

Otro error es tomar todas las clases difíciles al principio. Especialmente con las matemáticas, tomar algunas clases divertidas o interesantes en lugar de otra clase difícil al mismo tiempo. Usted no se hace ningún favor al guardar sus clases de arte y música hasta el final de su licenciatura o ingenieria. Van Wagoner: ” Necesita equilibrar su horario para que pueda obtener el poder del cerebro que necesita en las matemáticas”.

4Haga el tiempo

Dedica tiempo cada día para hacer su tarea del curso. Si usted es una persona mañanera, hágalo por una hora cada mañana. Si usted es una persona noctámbula, hágalo por la noche. Si usted tiene horas libres entre clases, hágalo allí. Pero hay que ser coherente. “Es como un trabajo de tiempo parcial”, dijo Debbie Cragun, coordinador del Centro de Estudiantes no tradicionales. “Usted no recibe dinero, pero lo que gana es un título.” Así que trátelo como un trabajo.

5-Haga una pausa

Cuando la hora de matemáticas se acabó, relájese, desahóguese y deje que salga de la mente. Abarrotando durante horas puede ser contraproducente, así que trate de tomar por lo menos un poco de tiempo cada hora para recargarse. Considere la posibilidad de un poco de ejercicio rápido, aunque sea un paseo o andar en bicicleta, para refrescar su cerebro. No tenga miedo de ser codicioso. TOME ese momento, se lo ha ganado, y su cerebro lo necesita.

6aprovéchese de la gente

Tome ventaja de los grupos de estudio, el centro de estudiantes no tradicionales, los hubs y especialmente tutores. Pida ayuda cuando se le haga difícil, y no sea tímido al respecto. Usted tiene un trabajo que hacer; obtener ayuda para hacerlo es sentido común. “Comienza tutoría temprano”, dijo Cragun. “Incluso si Carl (Langham, el tutor del Matemáticas de Desarrollo en el Centro estudiantes no tradicionales) simplemente le dice que está haciendo muy bien, póngalo en marcha antes de que usted lo necesite”.

El resultado final: Usted puede hacer matemáticas de la universidad y que va a hacer matemáticas en la universidad. Como un estudiante no tradicional, ya ha aprendido a trabajar. La única pregunta es cómo se puede lograr. Prepárese para el éxito.

Traducido por Taran Wheeler

Share: twitterFacebookgoogle_plus