(Ilustración por Tribune News Service)
(Ilustración por Tribune News Service)

Adolph Yonkee, un instructor de geociencias en Weber State University, publicó un artículo en la revista académica Science Direct.

El documento, escrito con Arlo Brandon Weil de Bryn Mawr College, se titula “Tectonic Evolution of the Sevier an Laramide belts within the North American Cordillera orogenic system” y habla de formaciones rocosas que cambian más de unos millones de años en y cerca de nuestro estado.

Mientras Science Direct es una gran fuente de información, la realidad es que la mayoría de los estudiantes no pueden pagar por la revista. En lugar de que los estudiantes paguen las cuotas para cada artículo académico, Stewart Library prepaga para las suscripciones de revistas académicas.

Sin embargo, cuando un profesor lleva a cabo una investigación que la universidad financia, se pregunta si los resultados finales deben estar a disposición del público. Una persona del acceso abierto respondería a esta pregunta con sí.

De acuerdo con Public Library of Science, el acceso abierto puede permitir que los autores de los artículos y trabajos de investigación que se aplican a las licencias creativa comunes a el trabajo sin universidades que paguen cuotas para las suscripciones. Kathy Payne, jefe de Reference and Information Services de la biblioteca, dijo que se puede describir como “el lobo disfrazado como la abuela.”

Payne explica que el acceso abierto tiene sentido si los profesores e investigadores están financiados por las universidades y hacen que el trabajo este disponible en una base de datos gratuita. Sin embargo, la verificación, el rigor y la publicación en una revista revisada por pares ofrecen a profesores diferentes beneficios, como tener la tenencia aceptada.

Kayla Womeldorff es una dietista registrada y clínica. Womeldorff explicó que la revisión por pares es un paso importante en el proceso científico.

“Como profesional, no pongo mucha confianza en la investigación que no ha sido revisada por pares, ya que es difícil o imposible de verificar que los investigadores utilizaron métodos éticos e informaron datos precisos”, dijo Womeldorff.

Womeldorff cree que la investigación que no se somete al proceso de revisión por pares es “a lo sumo, un desperdicio de recursos y la comunidad científica en general da un gran valor en el proceso de revisión por pares”.

La cuestión de decidir quién paga no es la parte más difícil, según Yonkee. La parte difícil consigue en publicación de su trabajo. El proceso es arduo y Yonkee explica que después de la presentación, un editor debe encontrar al menos dos o más revisores calificados que hacen sugerencias y decisiones editoriales.

Yonkee explicó que el proceso puede tomar varios meses, especialmente si hay los gráficos y tablas.

“Se necesita más tiempo”, dijo Yonkee. “Y en el caso de esta composición que tenía 40 cifras, había desafíos en el formato y la transferencia de algunos gráficos.”

Después de esto, el profesor tiene que hacer los cambios y aprobar el formato. En el caso de Yonkee, la espera fue larga, pero no fue mala.

“Fue bueno que yo fui capaz de completar la mayor parte de las revisiones durante el verano cuando tuve más tiempo”, dijo Yonkee.

Cuando una revista como Science Direct posee el contenido, puede cobrar lo que quiera y velar su derecho de autor en la mayor medida que lo desea. Aún, el acceso abierto puede ser costoso. Payne dijo que el acceso abierto a través de Elsevier está financiado por varias organizaciones. La lista completa se encuentra en el sitio web del acceso abierto de Elsevier. Similar a la corteza de nuestro planeta, publicación académica es, según Payne, en un estado de “conmoción y confusión”.

Traducido por Taran Wheeler

Share: twitterFacebookgoogle_plus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.