(Source: Tribune News Service)
(Source: Tribune News Service)

Imagínate sintiéndote como que la única manera de ser normal es por controlar cómo y lo que uno come. Nadie puede ni siquiera comenzar a entender lo que estás sintiendo, ni siquiera aquellos que amas. Ellos piensan que lo que deseas es ser delgada o que tu no puedes controlar la comilona esta es la agonía de un trastorno alimentario.

Estas enfermedades son inmensamente complejas y hay muchas ideas erróneas en torno a los que no puedo disipar en una historia.

Sin embargo, te puedo decir que los trastornos alimentarios hacen sentir como que no eres lo suficiente y que nunca lo mereceras.

Algunos de los que sufren de trastornos de la alimentación pueden comer demasiado y otros pueden comer demasiado poco; estos hábitos alimenticios son todo un esfuerzo para proteger a nosotros mismos del mundo.

Los trastornos alimentarios están a punto de recuperar el control que sientes que has perdido. No se trata de ser más delgado que la siguiente persona. No se trata de alimentos en absoluto, pero mucha gente piensa que es. Es por eso que las vacaciones son de miedo para alguien que está luchando o recuperándose de un trastorno alimentario.

He sufrido de anorexia por 11 años y te puedo decir que es un infierno.

Me estoy recuperando poco a poco, pero no es un proceso durante la noche que termina cuando comemos más y aumento de peso. Es una enfermedad en toda regla tan importante como cualquier dolencia física.

La comida es una parte importante de nuestra cultura y es un alimento básico en la mayoría de las reuniones con familiares y amigos. Durante las vacaciones, esto puede venir a la vanguardia de la mente de todos.

Si tu sufres de un trastorno de la alimentación en esta época del año es duro, lo sé. Estoy allí con ustedes. Tengo miedo de estar cerca a mi familia y pretendo que estoy bien. Tengo miedo de que voy a tratar de ocultar los alimentos en la servilleta y tirarlo o tomar pequeñas, pequeñas porciones, pero sé que puedo sobrellevarlo. Tú también puedes, sólo haz lo que puedas.

No voy a mentir, no va a ser fácil. Recuerda que está bien decir cuando tú has tenido suficiente.

Si tienes un trastorno alimenticio, es importante que tengas un amigo en quien confiar. Eso es lo que me ayudó en el camino hacia la recuperación.

I’m not going to pretend that I have all the answers; however, I am going to tell you that I don’t hide anymore. That’s what the eating disorder wants.

Si tu no quieres escucharme, lo entiendo. No escuché al principio. Esta enfermedad se ha apoderado, y casi me ha costado la vida, dos veces. Pero he decidido que voy a vivir. Quiero hacer un presente y un futuro increíble. Tu también puedes. Tu mereces tener felicidad.

Este día de acción de gracias, se consciente con lo que podrías estar sufriendo, busca ayuda si se puede y da gracias por tu vida.

Para aquellos quienes quieren información de donde y cómo obtener ayuda, contacte a los consejeros de Weber State University Counseling y Psychological Services Center en el Student Services Building. Sus horas son de 8:00 am a 5:00 pm lunes a jueves y 8:00 a.m. a 4:30 p.m. el viernes. Su número de teléfono es 801-626-6406 y tambíen pueden comunicarse con ellos en su sítio web.

Traducido por Paula Ninataype

Share: twitterFacebookgoogle_plus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.