La nevada en el campus principal de Weber State el año pasado. (Ariana Berkemeier/The Signpost)
La nevada en el campus principal de Weber State el año pasado. (Ariana Berkemeier/The Signpost)

Trastorno afectivo estacional es un tipo de depresión que afecta a personas cada año. El momento más común que alguien tendrá el trastorno afectivo estacional, o sea TAE, es durante la época de otoño e invierno. Sin embargo, hay personas que pueden estar afectadas durante otras temporadas.

“Cuando se hace gris, me siento como que no puedo ir a ningún lugar”, Christina Huerta, estudiante de WSU con la especialización en multimedia dijo. “Todo está gris y frío. Sólo quiero quedarme en casa y no salgo a ningún lugar”.

Huerta compartió que ella experimentaba los síntomas de TAE por 15 años, y cada año los efectos del TAE sería más evidentes e intenso.

“Cada invierno…estoy letárgica, no quiero salir de la cama”, dijo Huerta. “Me pongo irritada y agitada; que es difícil porque soy mamá, y ahora con los niños, está muy difícil.”

Huerta explica que ella es capaz de poner frente a TAE a través del apoyo de su esposo y por medio de animarse a sí misma para trabajar a través de la lucha que TAE la ha presentado.

TAE también puede presentar otros síntomas, como dificultad para concentrarse y pérdida de interés de actividades que se consideraban agradable. Aunque estos síntomas son comunes, todos los que se desarrolla el trastorno afectivo estacional no tendrán todos los mismos síntomas. Algunas personas experimentarán todos, algunos o cualquier combinación de estos síntomas.

Según Chris Chapman, que es una asesor de Counseling and Psychological Services Center de Weber State, la mayoría de las personas que desarrollan el trastorno afectivo estacional están en la adolescencia o en sus veintitantos.

Chapman también comentó que muchas personas pueden haber experimentado el TAE y ni siquiera lo saben. A veces, pueden atribuir los malos sentimientos o la depresión a la temporada.

Medicamentos, la psicoterapia y la terapia de la luz son otros métodos para ayudar a ponerse frente a la TAE.

La terapia de luz consiste en tener un espectro completo de luz artificial emitida por una caja de luz que imita la luz natural. Se cree que la luz ayuda a aliviar los síntomas del TAE al afectar con las sustancias químicas en el cerebro que están directamente relacionados con el estado de ánimo.

Chapman aconseja a aquellos que pueden sentir los síntomas del trastorno afectivo estacional a buscar ayuda; el centro de asesoramiento de WSU es un lugar para que los estudiantes puedan reciben ayuda.

Cada año puede ser una lucha; no dejes que sea peor de lo que tiene que ser. Para los estudiantes que deseen más información sobre dónde encontrar ayuda, visite Counseling and Psychological Services Center ubicado en el edificio de Student Services. También se puede llamar por teléfono al 801-626-6406 o visite a la página web.

Traducido por Taran Wheeler

Share: twitterFacebookgoogle_plus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.