Una agenda es crucial para mantenerse organizado este semestre. (Source: Clipart.com)
Una agenda es crucial para mantenerse organizado este semestre. (Source: Clipart.com)

El comienzo del semestre de primavera del año puede invocar cualquier número de sensaciones para los estudiantes que abandonan las camas cálidas y cómodas y horas ilimitadas de Netflix para una montón de libros y el calendario lleno.

Aunque la mayoría de los estudiantes sienten que las primeras semanas de clase son el mejor momento para relajarse, en realidad, debería ser todo lo contrario. En lugar de renunciar a repasar tranquilamente el plan de estudios y disfrutar de la calma antes de que las clases empiecen, los estudiantes deben planear y adelantarse.

Los estudiantes que salen por delante, antes de que la carga de trabajo del semestre llueva sobre ellos, sentirán menos estrés durante del año.

los siguientes son algunos consejos para asegurar un semestre menos estresante.

Agenda, agenda, agenda– La importancia de la planificación no se puede enfatizar lo suficiente. Al principio del semestre los profesores les entregar un plan de estudios. A primera vista puede parecer todo repetitivo pero algunos profesores adjuntan una copia del horario del semestre, lo que puede incluir muchas fechas importantes de vencimiento.

Ahora es el momento de sentarse y llenar todas las fechas importantes: pruebas, tareas y cuestionarios. Al llenar las fechas temprano hay menos posibilidades de que se olviden las fechas importantes.

Lectura – La mayoría de las clases tienen alguna forma de lectura obligatoria, sea intensa o menor. No importa la dificultad de las primeras semanas de clase, ahora es el momento perfecto para empezar la lectura, cual tiene el potencial para acumular más tarde en el semestre.

Los estudiantes pueden comprometerse con la lectura de un cierto número de páginas cada noche de cada libro de texto y por comenzar temprano, estudiantes tendrán más margen de maniobra cuando les falta una lectura de lo que sería de otra manera.

Mire hacia adelante – Además de anotar las tareas en una agenda, también vale la pena echar un vistazo a la descripción de las tareas o proyectos de clase.

Aun no sería prudente para sumergirse en un proyecto complicado durante la primera semana de clases, no es imprudente saber de lo que consiste el proyecto y lo que necesita saber durante del semestre antes de empezar el proyecto.

Piense hacia adelante – Para los estudiantes más avanzados en la educación, esta primera semana de clase puede ser una oportunidad excelente para reunirse con un asesor académico.

Al reunirse con un asesor, los estudiantes pueden planear para los semestres venideros, así cómo mirar prácticas o oportunidades de carrera que pueden tener un propósito.

Un asesor puede dirigir a los estudiantes en la dirección correcta cuando se trata de aplicar y entrevistar para prácticas y empleos.

Rutina – El comienzo del semestre puede establecer el tono para el resto del año. Los estudiantes deben usar el principio del semestre para hacer y comenzar a seguir una rutina, no solo en la vida académica, sino la  salud física y vida social.

Para empezar, establezca una hora realista de acostarse. Una hora de dormir ideal sería temprano, lo cual permite ocho horas de descanso.

Los estudiantes no solo lidian con la escuela pero con el trabajo, los amigos, la familia y otras responsabilidades. Al establecer un horario que trabaja de nivel realista, estudiantes pueden evitar sentirse mal por no ir a dormir “a tiempo” y tiene un horario fijo que pueden seguir.

Mediante la aplicación de estos consejos, y otros, a las primeras semanas del semestre, los estudiantes se sentirán más preparados y con menos estrés durante del semestre.

Traducido por Paula Ninataype

Share: twitterFacebookgoogle_plus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *