Imagínese salir de casa cada mañana sin saber si es que verá a su familia otra vez.

Agentes de ICE y oficiales de operaciones de expulsión visitan un hogar durante una redada de inmigración. (Irfan Khan/Los Angeles Times/TNS)
Agentes de ICE y oficiales de operaciones de expulsión visitan un hogar durante una redada de inmigración. (Irfan Khan/Los Angeles Times/TNS)

He visto a niños pequeños batallar por su niñez a confiar en las autoridades, tales como la policía, porque a su corta edad vieron a sus padres ser tirados al piso por un agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y ser esposados por haber entrado al país ilegalmente.

Una amiga cercana tenía más o menos 5 años cuando su mamá fue detenida por ICE.

Ellos estaban en casa alistándose para tener una noche familiar cuando escucharon que alguien tocó la puerta. Un agente de inmigración preguntó por alguien quien no se encontraba en casa. La mama contest[o en su medio inglés que el hombre por el cual preguntaban no estaba presente. El procedió a preguntarle acerca de su estatus legal y aunque ella dijo que estaba en proceso, la detuvieron.

Familias tales como esta están siendo separadas en cada momento, aun en nuestro alrededor.

En diciembre de 2015, el Departamento de Seguridad Nacional anunció el comienzo de una serie de redadas enfocadas en cienes de personas indocumentadas quienes entraron a los EE.UU.

“Desde que empezaron las redadas este enero, mas de 100 inmigrantes han sido detenidos. Y habrá más”, dijo Jorge Ramos, un periodista latino muy conocido. “Los detenidos son mayormente los que se han escapado de violencia relacionada a las drogas y pandillas en El Salvador, Honduras y Guatemala, y si hay niños entre ellos”.

Con la cantidad de violencia incrementando en Centroamérica hay más y más personas escapándose de sus propios países. De acuerdo con un reporte de las Naciones Unidas han habido 20 millones de refugiados escapando violencia política.

Como nación, los EE.UU. ayuda a refugiados sirios, pero los EE.UU. saca a los refugiados centro y suramericanos. Las familias están siendo separadas todos los días. Ya no podemos dar la vista gorda a los problemas de nuestros vecinos al sur de nosotros mientras que damos la mano a los refugiados al medio oriente. Al pensar en los refugiados, tenemos que mantener los que están justo al sur de nosotros en mente y ayudarlos también.

Los periodistas del Washington Post, David Nakamura y Jerry Markon, reportaron que aquellos familiares con la operación dijeron que las redadas de este año son “el primer esfuerzo a gran escala para deportar a las familias que han huido de la violencia en América Central”.

Como miembro de la comunidad hispana, entiendo que para muchas personas la inmigración es un tema delicado, sin embargo, es uno que debe ser abordado.

Mi amiga creció temiendo a la policía pensando que en cualquier momento iban a detener a su padre.

El miedo, alguna vez, fue disipada por los inmigrantes llegando a Ellis Island al ver la luz de la Estatua de la Libertad. Mientras que la Señora Libertad levanta su antorcha, queda un sentimiento de esperanza de que Estados Unidos puede ofrecer refugio a los inmigrantes.

La Estatua de Libertad sostiene su antorcha como símbolo de iluminación ante todos que lo ven. El National Parks Service dijo, “la antorcha de la Estatua de Libertad ilumina el camino a la libertad que nos muestra el camino hacia la libertad. Incluso el nombre oficial de la estatua representa a su símbolo más importante de ‘libertad iluminando al mundo’ “.

En el pedestal de la Estatua de Libertad leemos las palabras del poema de 1903 titulado “El Nuevo Coloso” escrito por Emma Lazarus.

“Denme sus cansados, sus pobres,/ sus masas amontonadas anhelando respirar libremente,/ La basura desgraciada de su orilla de vertido./ Envíeme éstos, el nómada, tempestad-sacudido,:/ Levanto mi lámpara al lado de la puerta de oro”.

Debemos practicar lo que predicamos. Deberíamos ayudar a todos los inmigrantes y refugiados; no solo aquellos hechos populares por los medios de comunicación.

 

Share: twitterFacebookgoogle_plus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *