9-22 Rain Storm (Emily Crooks)-3.jpg
estudiantes de Weber State University afuera de Shepherd Union en la lluvia durante del tornado el 22 de septiembre. (Emily Crooks / The Signpost)

Vivir en los dormitorios es casi como vivir en un barrio muy pequeño. Ves las mismas caras y sabes quien vive en qué edificio. Todos saben que viven juntos, pero en realidad nadie parece conocer uno al otro.

La mayoría de las veces, el año continuará de esta manera, pero a veces un pequeño cambio de los acontecimientos cambia todo.

Toma por ejemplo, el tornado y el viento que pasó a través del condado de Weber. Todo University Village experimentó un corte de energía debido al tornado. No teníamos luz o Internet durante cinco horas. Todos sabemos que esto significa, no Netflix. Y sí, fue horrible.

En el lado positivo, un cambio en nuestra norma diaria nos junto a todos. Nos sacó a muchos de nuestras habitaciones y a hablar con la gente que ni siquiera sabíamos que vivía en el mismo edificio. Todos nosotros abrimos nuestras puertas por primera vez desde que nos mudamos, permitiendo que todos se conocieran oficialmente y literalmente ver la vida de los demás.

Un poco asustado, y sobre todo curioso, todos comenzamos a caminar hacia afuera en las zonas comunes del edificio, o hacia las puertas delanteras para revisar el daño que había sucedido. Pero a pesar de todos los árboles caídos, fue sorprendente ver que una tormenta en realidad podría hacer más bien que mal.

Durante este tiempo, llegamos a conocer a gente por el pasillo y otros pisos. Muy pronto, los grupos formados en las zonas comunes, y todos ellos empezaron a compartir sus historias y comenzaron un juego del ahorcado en las pizarras blancas.

Vi una habitación más tarde en la noche, sentados alrededor de una lámpara de mesa, la creación de una fogata improvisada, en su sala con algunas personas que acababan de conocer unas pocas horas antes. La fogata permitió amistad que se formó.

Una sala, de repente, se convirtió en una tendencia en este momento. Ya que todos vivimos en el mismo modelo de habitaciones, todos podríamos relacionar con algunas luchas de la utilización del espacio.

Por ejemplo, la cocina probablemente tiene la menor cantidad de espacio de almacenamiento accesible. Después de acordar que puede ser utilizado mejor, mi compañera de cuarto decidió mostrar a dos chicas que vivían un piso debajo de nosotras, lo que habíamos hecho para mejorar nuestro espacio. Las chicas les encantó nuestra habitación, y les dio algunas ideas para su propia habitación.

Cuando uno piensa en que se fue la luz, normalmente se asume que su día está a punto de ser arruinado. En este caso, se unió la gente, y permitió que se formaran amistades. Se dio nuevas ideas y trajo a la gente nueva a la experiencia del dormitorio.

Tal vez necesitamos un apagón pequeño de vez en cuando para volver a la más simples de las presentación y abrir las puertas a nuevos amigos.

Traducido por Rosa Arambula

Share: twitterFacebookgoogle_plus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *