alcoholic-beverages-1845295.jpg
(Fuente: Pixabay)

El campus de Weber State University está lleno de discusión sobre la nueva definición legal de estar embriagado.

En la pasada sesión legislativa, la Cámara de Representantes del estado de Utah votó por avanzar con el HB 155, un proyecto de ley que reduciría el nivel legal de alcohol en sangre.

Actualmente, el límite de alcohol en sangre de Utah es el mismo que el límite nacional en .08, pero este proyecto de ley haría .05 el nuevo estándar estatal.

El gobernador Gary Herbert firmó el proyecto de ley el 23 de marzo en una conferencia de prensa en la que respondió a preguntas sobre el proyecto de ley y sus ramificaciones. Sin embargo, la nueva ley no está programada para entrar en vigor hasta el 30 de diciembre de 2018.

El gobernador Herbert dijo: “estoy aquí para anunciar que después de un análisis minucioso que creo que es una buena política y que esta nueva política, de hecho, salvara vidas”.

Un grupo en apoyo de la decisión de reducir el límite es la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico de Carreteras (por sus siglas en ingles NHTSA). Ellos han estado solicitando bajar el límite legal a nivel nacional durante varios años después de que sus estudios demostraran que un nivel de .05 ahorraría cientos de vidas.

El representante estatal Norm Thurston patrocinó el proyecto de ley y citó a la NHTSA como una razón para enviar la factura al escritorio del gobernador.

Un grupo importante en oposición al proyecto de ley es el American Beverage Institute (ABI), que hizo una declaración al Associated Press en el día en que el gobernador Herbert firmó el proyecto de ley. Un argumento que la ABI hizo en oposición al proyecto de ley fue que el proyecto de ley hace poco para prevenir la delincuencia grave.

Más del 77 por ciento de las muertes relacionadas con el alcohol en las carreteras se refieren a conductores con un nivel de alcohol en sangre de .15 o más.

Sarah Longwell, directora ejecutiva del ABI, dijo “los legisladores de Utah perdieron una oportunidad… de apuntar a los conductores borrachos que causan la gran mayoría de las muertes por conducir ebrios y en su lugar decidió criminalizar un comportamiento perfectamente responsable”.

Con el límite legal en .05, tomará de dos a tres bebidas para que el varón medio alcance el límite, mientras que la hembra promedio tomará solamente una o dos bebidas.

Un temor entre el público es que una bebida con la cena ahora puede resultar en cargos criminales y multas de hasta $ 10.000. Más allá de eso, habría honorarios legales adicionales y un aumento en el seguro del conductor.

Esta no es la primera vez que Utah ha liderado la acusación de reducir el límite de alcohol en sangre. Cuando el límite legal nacional era .10, fue Utah quien fue el primer estado en bajar el límite hasta el actual .08 que se convirtió en el nivel nacional en los 50 estados en el 2004.

Si bien el proyecto de ley ya ha sido firmado hay meses para los comités exploratorios, audiencias especiales o cualquier otra circunstancia que podría llevar a cambios fundamentales dentro del proyecto de ley.

A pesar de la complejidad de la cuestión en relación con los aumentos potenciales de infracción por conducir bajo la influencia de drogas o alcohol (DUI) y en las posibles disminuciones del turismo, el Gobernador Herbert ve el proyecto de ley en blanco y negro.

Herbert dijo “la esencia es que si usted va a beber, no conduzca”.

Traducido por Paula Ninataype

Share: twitterFacebookgoogle_plus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *