7-20 Money Picture for Orientation (Sara Parker)-1973.JPG
Cash and coins on a table (Sara Parker / The Signpost)

Traducido por: Danya Gil

Durante el último año académico, la ayuda financiera de Weber State University ha sido objeto de varios cambios. A partir del otoño de 2018, todos los estudiantes de primer año que no pertenecían al estado que calificaron para una beca se les dio un premio de cuatro años en lugar de la estructura de becas anterior que requería que los estudiantes renovaran su beca cada año.

A partir de este semestre, estudiantes de primer año que califican también recibirán un premio de cuatro años.

Los estudiantes que se matricularon anteriormente en WSU no tienen un premio de cuatro años. En cambio, tendrán que continuar renovando sus becas cada año como en años anteriores.

Mientras que los beneficiarios del nuevo sistema no tienen que volver a aplicar año tras año por sus premios, los estudiantes con un premio de cuatro años aún tendrán que mantener un buen nivel académico, estar inscrito en clases de tiempo completo y un promedio de grado de al menos 2.5.

Anteriormente, el plan era reducir el límite original del 150 por ciento en los premios estudiantiles a 125 por ciento en el año académico 2018-19 y luego reducirlo nuevamente a 100 por ciento en el año académico 2020-21.

Sin embargo, en la primavera de 2019, la Preboste Madonne Miner declaró que la universidad no iba a reducir el límite del 125 por ciento como estaba planeado.

Profesores y estudiantes expresaron preocupación por el límite reducido. Con muchos estudiantes que usan estos fondos para pagar otros gastos, como libros y gastos de subsistencia, los estudiantes podrían experimentar efectos perjudiciales por no recibir el dinero que podrían tener.

“Estamos escuchando de la facultad y el personal en ambos extremos del espectro si la póliza perjudicaba a los estudiantes desfavorecidos o a los estudiantes con registros académicos realmente altos,” dijo el Presidente Brad Mortensen.

Mientras las exenciónes de matrícula – ambas académicas y de actividad – no se pueden aplicar sobre el precio de la matrícula y cuotas, becas en efectivo recibidas de la universidad, tales como becas departamentales, se puede pagar al estudiante hasta el 125 por ciento.

Todas las becas privadas a través de la institución se pagan al estudiante en base al contrato que el donante firmó, independientemente del límite.

Por último, la forma en que las becas se “apilan”, o en el orden en que las becas se aplican a las cuentas de los estudiantes, permanecerá como estaba en otoño de 2018.

Madison Osborn.jpg

Bajo el sistema actual de apilamiento de premios, si la matrícula y las cuotas de un estudiante eran de $3,000 y tenían un Pell Grant de $1,000, un premio académico de $1,500, una exención de actividad por $1,000 y una beca departamental de $1,000, los premios se acumularían de la siguiente manera:

Premio Académico

Pell Grant

Beca Departamental

Exención de actividad

El total que el estudiante ganó sería $4,500. La matrícula y cuotas se cubren tomando el Premio Académico primero, luego el Pell Grant y la primera mitad de la beca departamental.

Con el límite de 125 por ciento, el estudiante se llevaría a casa el resto de la beca departamental, ya que es un premio en efectivo. Sin embargo, la exención de actividad no se iría a casa con el estudiante, porque es una exención en lugar de un premio en efectivo.

Con tantos cambios en el último año, puede ser difícil de comprender la dinámica.

Share: twitterFacebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.