Los Programas de Diversidad en Weber State celebran el Día de Muertos con exhibiciones de altares en el campus y múltiples eventos en Zoom el 1 y 2 de noviembre.

Day of the Dead has been a tradition since the 16th century. (Israel Campa / The Signpost)
Day of the Dead has been a tradition since the 16th century. (Israel Campa / The Signpost)

WSU Ballet Folklórico, Hispanic Area Council y Latinos in Action dirigieron los eventos del Día de Muertos. También se trajeron miembros de la comunidad para las presentaciones.

Los eventos consisten en lecciones sobre la creación de altares, calientamanos de calaveras, galletas en forma de calavera hechas de azúcar y pintura facial de Catrina.

El Día de los Muertos es una fiesta mexicana en que la gente celebra y honra la muerte de sus seres queridos. Se celebra el primero y el segundo de noviembre. Si bien es un festejo mexicano, también se celebra en países de Centroamérica y Suramérica.

Como se indica en la página de Programas de Diversidad de Weber State, uno de los principales artefactos utilizados en esta celebración son las ofrendas. Se utilizan para dar la bienvenida a los espíritus de vuelta al reino viviente con ofrendas de comida, agua, fotos de los difuntos y velas. Los altares también pueden presentar los artículos favoritos de los espíritus de cuando vivían.

Hay tres niveles diferentes a los altares que, de arriba abajo, representan el cielo, la tierra y el inframundo.

María López, un miembro de la comunidad, instaló una ofrenda para los miembros de su familia que han pasado, incluyendo las mascotas de la familia.

“Nuestros antepasados indígenas tenían la creencia de que nuestras mascotas, los perros especiales son los Xoloitzcuintle, nos esperaban en la orilla de Mictlán para ayudarnos a guiarnos al Mictlán”, dijo López.

Mictlán es el inframundo en la mitología azteca, donde llega la mayoría de los muertos.

La fiesta tiene orígenes español católicos y aztecas. La iglesia católica celebra el día de todas Almas, en el que se conmemora a los fallecidos. Mientras tanto, los aztecas honrarían los espíritus de sus antepasados.

“En muchas de las tribus indígenas mexicanas, la muerte no se veía como algo triste. La muerte era vista como una especie de etapa de la vida ”, dijo Salvador Ceja-Monroy, estudiante de WSU y miembro del Ballet Folklórico.

Otros objetos utilizados para los altares son incienso para mantener alejados a los espíritus malignos, un plato de sal para purificar el alma y un camino de flores para guiar las almas a las ofrendas.

Hay diferentes altares instalados en WSU para que los estudiantes y el público los vean en el Shepherd Union Gallery. Housing and Residence Life también construyó una ofrenda en Wildcat y University Village para que los residentes incluyan y celebren a sus seres queridos. Los altares estarán en exhibición hasta el 9 de noviembre.

La celebración concluyó con Yudy “La Catrina” Muñoz cantando canciones solicitadas por los asistentes.

Una de las canciones fue Cielito Lindo compuesta por Quirino Mendoza y Cortés. Es una canción popular en México que ha sido versionada por muchas artistas. Habla sobre la manera que uno debe cantar en lugar de llorar cuando está triste, ya que cantar puede traer alegría al corazón.

Share: [feather_share show="twitter, facebook, mail" hide="reddit, pinterest, linkedin, tumblr, mail"]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.