Translated by Matias Pedreira

A partir del 22 de enero, un grupo de trabajo contra el COVID-19 de WSU y voluntarios realizarán pruebas al azar para la comunidad educativa del campus. Según el sitio de información para estudiantes COVID-19 de WSU, la universidad espera administrar 400 pruebas aleatorias cada día de la semana y 500 pruebas sintomáticas adicionales por semana.

cOVID-19 test is self administered.(Brooklynn Kilgore/The Signpost)
COVID-19 tests are self-administered while a healthcare professional watches to ensure they are done correctly. (Brooklynn Kilgore/The Signpost) Photo credit: Brooklynn Kilgore

Tanto el personal como los estudiantes se han unido como voluntarios para ayudar con las pruebas, con la esperanza de garantizar que todos los estudiantes hayan sido evaluados y que el campus se mantenga lo más seguro posible.

La población estudiantil a ser evaluada se selecciona aleatoriamente por medio de una hoja de cálculo de Excel, esto permite mantener la aleatoriedad de los seleccionados. Una vez que Excel selecciona el número de un estudiante, este recibirá un correo electrónico con instrucciones e información sobre cómo funciona el proceso de evaluación.

El Director de Seguridad Pública de WSU, Dane LeBlanc, otorga todo el crédito a los estudiantes y al personal que se ofrecen como voluntarios para que el proceso de evaluación funcione sin problemas. A diferencia de las pruebas con hisopo que pudimos haber tenido o de las que hemos oído hablar el año pasado, estas pruebas son discretas y proporcionan resultados rápidos en comparación con las pruebas iniciales con hisopo.

Si el resultado de un estudiante es positivo, se le notificará dentro de los 15 minutos desde que tomó la prueba; mientras que los resultados negativos de la prueba tardan dos horas en recibirse.

“La orden del gobernador requiere que hagamos pruebas de vigilancia aleatorias”, dijo LeBlanc, “para monitorear la propagación del virus en cada una de nuestras instituciones educativas en todo el estado”.

En lo que respecta a la ley estatal, WSU debe proporcionar la información de las pruebas al estado, como cuántas pruebas se han realizado y la cantidad de resultados positivos y negativos para ayudar a identificar las tendencias de los patrones del virus. Aunque esta información es obligatoria no se comparte ninguna información personal sobre la prueba.

Weber State students await COVID-19 tests. (Brooklynn Kilgore/The Signpost)
Weber State students await COVID-19 tests. (Brooklynn Kilgore/The Signpost) Photo credit: Brooklynn Kilgore

“No compartimos ninguna información fuera de ese proceso”, dijo LeBlanc, ” en otras palabras, la información de las personas está protegida”.

El presidente del cuerpo estudiantil, Ben Ferney, quien es un estudiante de último año en WSU y estudia comunicaciones, explicó que las pruebas aleatorias de COVID-19 fueron analizadas como una posibilidad para la universidad poco después de que COVID-19 golpeara nuestra comunidad y el campus se viera obligado a cerrar.

Ferney habló sobre la importancia de tener una mentalidad orientada a la comunidad mientras todos encontramos nuestro camino a través de esta pandemia. Ferney explicó que vale la pena tomarse un poco de tiempo de nuestro día para garantizar nuestra seguridad, además, de esa manera todos podemos proteger los unos a los otros en el campus.

“La espera puede tardar de 10 a 15 minutos, pero en el momento en que estás en la estación de testeo, la prueba toma dos minutos”, dijo Ferney. “Si estuviera planificando y presupuestando mi tiempo y quisiera asegurarme de haberlo hecho efectivamente, sugeriría a los estudiantes que reciban la notificación por correo electrónico para la prueba aleatoria que planifiquen estar allí unos 30 minutos”.

Nadie sabe lo que traerá el futuro en cuanto a COVID-19 y su trayectoria. Entonces, por ahora, no hay una fecha de finalización para las pruebas, y mantener a la comunidad segura, sea cual sea el costo, es una prioridad para WSU en su conjunto.

WSU tiene una página web dedicada a la información de COVID-19 para estudiantes, profesores o personal, y de esa manera mantener al público y a la comunidad al tanto de los procedimientos de COVID-19 de WSU.

Health care professionals sort and label finished testing materials. (Brooklynn Kilgore/The Signpost)
Health care professionals sort and label finished testing materials. (Brooklynn Kilgore/The Signpost) Photo credit: Brooklynn Kilgore

En noviembre pasado, el gobernador ordenó que todas las instituciones de educación superior en Utah realicen pruebas COVID-19 con constancia mientras las escuelas estén abiertas. Tanto LeBlanc como Ferney expresaron su orgullo de ver a WSU unida durante esta crisis, a las pocas horas del mandato del gobernador, WSU tenía más de 300 voluntarios y una semana después de eso, WSU ya estaba realizando pruebas.

“Estamos en el medio de la pandemia y la mejor manera de superarla es juntos”, dijo Ferney, “y asegurarnos de que todos estén a salvo”.

 

Share: [feather_share show="twitter, facebook, mail" hide="reddit, pinterest, linkedin, tumblr, mail"]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.