La matrícula de Weber State University para el año escolar 2021-2022 fue menos de lo esperado, lo que ha dejado a la escuela con la tarea de tomar decisiones sobre los ajustes presupuestarios.

With the COVID-19 pandemic, Weber is offering online classes to help enrollment numbers increase.
With the COVID-19 pandemic, Weber State is offering online classes to help enrollment numbers increase. Photo credit: Alex Guzman

Weber State es una universidad pública, significando que la escuela tiene dos fuentes principales de financiación: algunos de los fondos provienen de los impuestos y otros de la matrícula.

Norm Tarbox, vicepresidente de Administrative Services, declaró que la proporción entre estos dos importantes ingresos es de aproximadamente 55% de impuestos y 45% de matrículas.

“Si cualquiera de los dos recursos baja, habrá que hacer ajustes presupuestarios”, dijo Tarbox.

Se desconoce la razón exacta de la actual disminución de la tasa de matriculación de WSU, pero Tarbox dijo que parece haber múltiples factores. Uno de ellos es la economía.

Clayton Anderson, director de Budget and Institutional Research, explicó que la universidad tiene un patrón “anticíclico” a la economía.

“Somos lo contrario: si la economía sube es cuando normalmente bajan nuestras matriculaciones”, dijo Anderson. “Cuando la economía baja volvemos a subir”.

Esto no es exclusivo a Weber State. El New York Times informó en enero de 2020 que “a medida que la oferta de trabajo se reduce, las inscripciones universitarias se expanden”.

La escasez de empleo y los bajos salarios reducen el “coste de oportunidad” de la universidad, porque durante un auge económico, los estudiantes pueden tener que renunciar de un trabajo con un salario fuerte para asistir a la universidad, explicó el Times.

La economía de todo el país se afectó con la pandemia. En muchos lugares, las inscripciones a la universidad bajaron, pero WSU experimentó un aumento en las inscripciones durante el verano de 2020. Según Anderson, “el último semestre de verano fue más alto que nunca en la historia de la universidad”.

Antes de la pandemia, Weber ya ofrecía varias clases en línea.

“Siempre hemos tenido una fuerte presencia en línea en Weber State”, dijo Anderson.

Anderson también enfatizó el hecho de que las clases en línea constituyen entre el 18 y el 22% de toda la actividad de créditos, y han seguido siendo fuertes durante el COVID.

“[Estamos] volviendo a tener cada vez más clases presenciales, pero todavía no estamos en el lugar donde estábamos antes de la pandemia. Todavía tenemos espacio para crecer”, dijo Anderson.

La economía de Utah ha avanzado positivamente desde el pasado invierno.

Norm Tarbox,  ,said that lower enrollment is due to multiple factors.
Norm Tarbox, vice president of Administrative Services, said lower enrollment is due to multiple factors. Photo credit: Alex Guzman

Deseret News informó en agosto de 2021 que “Utah ocupa el primer lugar en crecimiento del PIB, a pesar de la pandemia”. Pero el estado ha entrado de nuevo en el punto del ciclo en el que la economía sube y las matriculaciones bajan. Aunque hay beneficios en una economía en auge, uno de los efectos secundarios es la disminución de la matrícula universitaria y conduce a una disminución de la financiación para WSU.

“Tenemos que hacer algunas proyecciones para anticiparnos a lo que creemos que va a ser la matrícula para poder asignar el presupuesto con antelación”, dijo Anderson. “Establecemos el presupuesto para la institución y comienza el 1 de julio de cada año”.

Dado que las decisiones presupuestarias iniciales se toman mucho antes de que comiencen los semestres de otoño, la escuela tiene que estimar cuántos estudiantes asistirán para poder predecir los ingresos que provendrán de las matrículas.

“Los ingresos del estado se ven bien. Las matrículas no tienen buena pinta. Este otoño ha bajado un 4,1%”, dijo Tarbox.

Las circunstancias de este semestre han sido significativamente diferentes de lo que se estimó cuando se creó el presupuesto. El 4% puede no parecer significativo, pero Tarbox lo pone en perspectiva.

“Si este déficit continúa el resto del año, habrá que recortar hasta 3 millones de dólares del presupuesto”, dijo.

Al igual que una corporación o una empresa que necesita reducir el gasto, la universidad puede buscar dónde se pueden eliminar los gastos innecesarios. Anderson dijo que el mayor gasto es el empleo – más del 80% del presupuesto.

“Es difícil encontrar cosas para cortar sin afectar a los puestos del profesorado”, dijo Anderson.

Because of lower enrollment numbers at WSU, budget cuts have to be made and will mostly affect faculty members.
Because of lower enrollment numbers at WSU, budget cuts have to be made and will mostly affect faculty members. Photo credit: Alex Guzman

Weber espera evitar los despidos y, al mismo tiempo, encontrar formas de reducir los costes. Un programa que se ha implementado con este objetivo es el Voluntary Separation Program.

“Básicamente, si la gente había trabajado dos años o más, y tenían contrato con la universidad, les incentivamos a dejar la institución dándoles un 20-30% de lo que era su salario”, dijo Anderson.

Esto incentiva a los miembros del profesorado a marcharse voluntariamente”.

El VSIP ofrece múltiples beneficios y oportunidades de recortes presupuestarios. Si un miembro del profesorado es aprobado para el programa, se evalúa el puesto que deja. Si se considera que no es necesario cubrir el puesto, se puede hacer un recorte. Si es necesario volver a cubrir el puesto, se revisará la posibilidad de cambiarlo a una función de menor rango, con menos experiencia requerida y un salario más bajo.

“Es mejor que recurrir a los despidos”, dijo Tarbox.

Hasta ahora el programa ha tenido éxito. Dado que gran parte del presupuesto se destina al profesorado, ajustar el empleo de la universidad es la “única manera” de poder hacer recortes de gastos significativos, según Tarbox.

También hay muchos otros esfuerzos en el campus para averiguar cómo avanzar en el aumento de la matrícula.

“Tenemos que ser más inteligentes, más ágiles, encontrar mercados y atender necesidades. Cientos de personas están involucradas en este momento tratando de abordar esta cuestión”, dijo Tarbox.

Weber State tiene la inscripción abierta y puede tener nuevos estudiantes en la primavera. Sin embargo, retener a los estudiantes es tan importante como adquirirlos. Tarbox dijo que una de las mejores cosas que WSU puede hacer es mantener a los estudiantes que ya están inscritos.

“Ayudar a un estudiante a tomar la decisión de quedarse implica todo tipo de cosas”, dijo Tarbox.

Hay muchas personas que toman parte en los esfuerzos de retención en todo el campus. Algunos recursos son el Student Wellness Center, el asesoramiento académico, la tutoría entre pares, el programa Starfish, los servicios de asesoramiento, los clubes y grupos y una multitud de otros.

La cuestión de los recortes presupuestarios tardará unos meses en responderse, ya que el programa VSIP se desarrolla y la inscripción del semestre de primavera sigue siendo una incógnita.

“Habrá que esperar a marzo para conocer las cifras definitivas”, dijo Tarbox.

Share: [feather_share show="twitter, facebook, mail" hide="reddit, pinterest, linkedin, tumblr, mail"]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.