32422207201_2b5a1122cf_o.jpg
A young ralliers holds a sign, which reads “refugees and immigrants always welcome,” in protest to Trump’s immigration ban in Washington D.C. in Jan. 2017. (Fuente: Lorie Shaull / flickr)

 

“Hay mucha gente que no nos quiere aquí y quiere construir un muro para separarnos, pero ¿sabes qué? Este es nuestro país también, no el suyo, es nuestro país y no lo permitiremos. A 60 millones de latinos en los Estados Unidos y gracias a todos nosotros los Estados Unidos comen, crecen, cantan y bailan, por eso cuando nos atacan no nos sentaremos, no nos quedaremos quietos y no nos iremos”, dijo Jorge Ramos durante Premio Lo Nuestro.

El 16 de febrero de 2017, muchos restaurantes cerraron y mucha gente perdieron sus empleos por mostrar su apoyo y unión para los inmigrantes. Según CNN, los propietarios de muchos restaurantes tomar la decisión de despedir a sus empleados; muchas personas criticaron esta decisión.

La razón de algunos de los propietarios no era algo político o encontra de inmigración, pero los propietarios tenían que apoyar la solidaria de cómo funcionan sus negocios y cómo los individuos realizan su trabajo étnico para los individuos que no se presentaron fueron advertidos de antemano.

El movimiento de “Un día sin inmigrantes” fue para demostrar una unión entr los inmigrantes. Fue una plataforma para ser respetados, valorados y considerados en un país que fue construido por los inmigrantes.

Según un artículo por Brittany L. Stalsburg de The Huffington Post titulado “Trump and the Normalization of Hate“, un gran odio y la discriminación salió a la luz debido a la plataforma que Donald Trump proporcionó para los individuos que expresen sus opiniones por la libertad de expresión.

Durante los años 80 en Ogden, se le negaba la entrada a los lugares a las personas de color, incluso las personas de color tenían segunda clase de cuidadania según The Civil Rights Movement in Utah.

La vida era muy difícil para la gente de color porque, aunque eran ciudadanos, no tenía los mismos derechos que la mayoría de la gente de la misma región.

La enmienda 14 de la Constitución habla de los valores y honores a todos los ciudadanos de los Estados Unidos. “Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos y sujetas a su jurisdicción son ciudadanos de los Estados Unidos y del estado en el que residen. Ningún estado podrá hacer o hacer cumplir ninguna ley que reduzca los privilegios o inmunidades de los ciudadanos de los Estados Unidos; Ni ningún Estado privará a ninguna persona de vida, libertad o propiedad sin el debido proceso legal; Ni negar a ninguna persona dentro de su jurisdicción la igual protección de las leyes”.

No hay lugar para los ciudadanos de segunda clase, todos los ciudadanos son aquellos quienes son nacidos o naturalizados en los Estados Unidos. Ese es el mensaje que desearon compartir los que protestaron el dia 16 de febrero, durante un dia sin inmigrantes.

Share: twitterFacebookgoogle_plus

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *